mami ¿por qué ya no puedo jugar heretic?

no si yo puedo arreglarlo hijo!


Supongo que gracias a la celebración de las pascuas, que tanto desprecia un buen porcentaje de gente, un número aun mayor tiene computador en sus hogares. El computador una herramienta que se ha vuelto indispensable en la vida de casi todos los chilenos que lo ocupan con diferentes propósitos, algunos muy basura, cómo actualizar tu fotolog o tu blog, pero la verdad es que a estas alturas sin computador no somos nadie y ya casi todos entendemos como funcionan hasta cierta parte y sino, siempre esta el amigo computin que lo arregla o por ultimo el técnico carero.


En una época los computadores eran herramientas completamente novedosas llenas de cosas que nosotros no entendíamos, como el windor o la ran ¿Qué hace este botón? ¿Por qué la pantalla esta azul?...bueno hay gente de un servicio técnico que se molesto en fotografiar los casos mas extraños que le llegaban. Yo nunca pensé que personas en el afán de arreglar su computador pudiera dejar tanto la caga, si no creen echen un vistazo:



"papi,creo que ese cable no va ahi"


"puta esta mierda me chupo la tarjeta"



"no me gusto mi notbuk"


"papi no me corre el juego de scooby doo"


"soy terrible computin,mira"


"puta esta wea que no cae,hijo trae el alicate"


"mientras mas modems, mejor"


"mira ahonde escondo mis cds con porno"



"puchis parece que se metio un virus"


"trae la aspiradora"


"debi haber secado ese vino..."


"trae el martillo que parece que quedo suelto"


"puta la pagina del casino on-line no acepto la plata"


"i love office"


"i love AOL"


"yo lo arreglo hijo,no te vaya a dar la corriente"


Bueno amiguitos, si quieren visitar la web original sigan este link.

Feliz año nuevo y todas esas basuras se despide elflower

13 cibercariñosos comentarios:

elFlower dijo...

puta que queo fome esta wea...

Tydeson dijo...

XD!!

NAPOS COMPARE, SALUOS Y WEAS!

XABELAS MEN!

FREELANCE O TYDESON O LA WEA QUE SEA

xD

PD: LA JAMA ES PELIGROSA!!!! xD
SINO, MIRA LO Q LE PASO A LOS WNES DE PORLAPUTA , AHORA SE TRATAN DE SUICIDAR... XD


COPI CON EL COMENT!!

XAUS!

Apatiqué. dijo...

XD mori en risa.

Saludos!

Cesar Ariel dijo...

te falto mi fuente de poder aislada con scotch

Anhell dijo...

jajajaj yo conozco a un amigo que le fueron "arreglar" el pc y el wm le dijo " el problema es que esta cochino" y lavo las tarjetas con agua!!! después se preguntaba porque se había quemado la tarjeta de video ¬¬... y lo peor es que el mismo wm que se lo "arreglo" enchulo el pc clavandolo a la muralla, obviamente lo CLAVO con MARTILLO Y CLAVOS, el saco e weas no se como se le ocurrió que se metiera a su computador.

La Ferni dijo...

>.< los computadores son indispensables, pero puxa que te hacen rabiar. sobretodo a una mensa como yo que no caxo ni una de estos aparatos ... si no tuviera hermanos (seria TAN feliz xD) pero tb sufriria mucho porque siempore pasa algo y tengo que gritarle a alguien para que lo arregle .. ;)

nos vemos el proximo año! ;D

k-ro dijo...

uuuuuu la meias caga, no yo hago tantas gueas.
q te paso ayer te estuvimos esperando
pa darteel abrazo de año nuevo

Mateo dijo...

Genealogía de JesúsLc.3.23-38

1 1 Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham:2 Abraham fue padre de Isaac;Isaac, padre de Jacob;Jacob, padre de Judá y de sus hermanos.

3 Judá fue padre de Fares y de Zará,y la madre de estos fue Tamar.
Fares fue padre de Esrón;
Esrón, padre de Arám;
4 Arám, padre de Aminadab;
Aminadab, padre de Naasón;
Naasón, padre de Salmón.

5 Salmón fue padre de Booz,y la madre de este fue Rahab.
Booz fue padre de Obed,y la madre de este fue Rut.
Obed fue padre de Jesé;
6 Jesé, padre del rey David.
David fue padre de Salomón, y la madre de este fue la que había sido mujer de Urías.

7 Salomón fue padre de Roboám;
Roboám, padre de Abías;
Abías, padre de Asaf;
8 Asaf, padre de Josafat;
Josafat, padre de Jorám;
Jorám, padre de Ozías.

9 Ozías fue padre de Joatám;
Joatám, padre de Acaz;
Acaz, padre de Ezequías;
10 Ezequías, padre de Manasés.
Manasés fue padre de Amós;
Amós, padre de Josías;
11 Josías, padre de Jeconías y de sus hermanos,durante el destierro en Babilonia.

12 Después del destierro en Babilonia:
Jeconías fue padre de Salatiel;
Salatiel, padre de Zorobabel;
13 Zorobabel, padre de Abiud;
Abiud, padre de Eliacím;
Eliacím, padre de Azor.

14 Azor fue padre de Sadoc;
Sadoc, padre de Aquím;
Aquím, padre de Eliud;
15 Eliud, padre de Eleazar;
Eleazar, padre de Matán;
Matán, padre de Jacob.

16 Jacob fue padre de José,el esposo de María,de la cual nació Jesús, que es llamado Cristo.

17 El total de las generaciones es, por lo tanto: desde Abraham hasta David, catorce generaciones; desde David hasta el destierro en Babilonia, catorce generaciones; desde el destierro en Babilonia hasta Cristo, catorce generaciones.

La concepción virginal y el nacimiento de JesúsLc. 2. 1-7

18 Este fue el origen de Jesucristo: María, su madre, estaba comprometida con José y, cuando todavía no habían vivido juntos, concibió un hijo por obra del Espíritu Santo.

19 José, su esposo, que era un hombre justo y no quería denunciarla públicamente, resolvió abandonarla en secreto.

20 Mientras pensaba en esto, el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: "José, hijo de David, no temas recibir a María, tu esposa, porque lo que ha sido engendrado en ella proviene del Espíritu Santo.

21 Ella dará a luz un hijo, a quien pondrás el nombre de Jesús, porque él salvará a su Pueblo de todos sus pecados".

22 Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había anunciado por el Profeta:
23 La Virgen concebirá
y dará a luz un hijo a quien pondrán
el nombre de Emanuel,
que traducido significa: "Dios con nosotros".

24 Al despertar, José hizo lo que el Ángel del Señor le había ordenado: llevó a María a su casa, 25 y sin que hubieran hecho vida en común, ella dio a luz un hijo, y él le puso el nombre de Jesús.

La visita de los magos

2 1 Cuando nació Jesús, en Belén de Judea, bajo el reinado de Herodes, unos magos de Oriente se presentaron en Jerusalén 2 y preguntaron: "¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer? Porque vimos su estrella en Oriente y hemos venido a adorarlo".

3 Al enterarse, el rey Herodes quedó desconcertado y con él toda Jerusalén.

4 Entonces reunió a todos los sumos sacerdotes y a los escribas del pueblo, para preguntarles en qué lugar debía nacer el Mesías.

5 "En Belén de Judea, le respondieron, porque así está escrito por el Profeta:
6 Y tú, Belén, tierra de Judá,
ciertamente no eres la menor
entre las principales ciudades de Judá,
porque de ti surgirá un jefe
que será el Pastor de mi pueblo, Israel".

7 Herodes mandó llamar secretamente a los magos y después de averiguar con precisión la fecha en que había aparecido la estrella, 8 los envió a Belén, diciéndoles: "Vayan e infórmense cuidadosamente acerca del niño, y cuando lo hayan encontrado, avísenme para que yo también vaya a rendirle homenaje".

9 Después de oír al rey, ellos partieron. La estrella que habían visto en Oriente los precedía, hasta que se detuvo en el lugar donde estaba el niño.

10 Cuando vieron la estrella se llenaron de alegría, 11 y al entrar en la casa, encontraron al niño con María, su madre, y postrándose, le rindieron homenaje. Luego, abriendo sus cofres, le ofrecieron dones: oro, incienso y mirra.

12 Y como recibieron en sueños la advertencia de no regresar al palacio de Herodes, volvieron a su tierra por otro camino.

El exilio de Jesús en Egipto

13 Después de la partida de los magos, el Ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: "Levántate, toma al niño y a su madre, huye a Egipto y permanece allí hasta que yo te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo".

14 José se levantó, tomó de noche al niño y a su madre, y se fue a Egipto.

15 Allí permaneció hasta la muerte de Herodes, para que se cumpliera lo que el Señor había anunciado por medio del Profeta:
Desde Egipto llamé a mi hijo.

La matanza de los inocentes

16 Al verse engañado por los magos, Herodes se enfureció y mandó matar, en Belén y sus alrededores, a todos los niños menores de dos años, de acuerdo con la fecha que los magos le habían indicado.

17 Así se cumplió lo que había sido anunciado por el profeta Jeremías:
18 En Ramá se oyó una voz,
hubo lágrimas y gemidos:
es Raquel, que llora a sus hijos
y no quiere que la consuelen,
porque ya no existen.

El regreso de Egipto.

19 Cuando murió Herodes, el Ángel del Señor se apareció en sueños a José, que estaba en Egipto, 20 y le dijo: "Levántate, toma al niño y a su madre, y regresa a la tierra de Israel, porque han muerto los que atentaban contra la vida del niño".

21 José se levantó, tomó al niño y a su madre, y entró en la tierra de Israel.

22 Pero al saber que Arquelao reinaba en Judea, en lugar de su padre Herodes, tuvo miedo de ir allí y, advertido en sueños, se retiró a la región de Galilea, 23 donde se estableció en una ciudad llamada Nazaret. Así se cumplió lo que había sido anunciado por los profetas:
Será llamado Nazareno.

LA PROMULGACION DEL REINO DE LOS CIELOS

PARTE NARRATIVA

Antes de comenzar su misión, Jesús recibe el bautismo de Juan. Aunque él no tiene necesidad de ser bautizado, quiere hacerse plenamente solidario de sus hermanos. Juan se opone, pero Jesús insiste para que se cumpla "todo lo que es justo" (3. 15). La "justicia", en el lenguaje de Mateo, es el perfecto cumplimiento de la voluntad de Dios, la total sumisión a sus designios. La entrada en el Reino depende de esta "justicia" (5. 20), y Cristo quiere realizarla en sí mismo antes de exigirla a sus discípulos. En respuesta a esta actitud de fidelidad, el Padre proclama la filiación divina de Jesús y lo acredita como su Enviado, revistiéndolo de su Espíritu.

Después del bautismo en el Jordán, Jesús es tentado por el espíritu del mal, que intenta apartarlo del verdadero camino mesiánico. Así él revive las "pruebas" que había experimentado Israel en el desierto, durante los cuarenta años de su marcha hacia la Tierra prometida. Y al vencer la tentación, Cristo asume el destino del Pueblo de Dios y manifiesta una vez más su absoluta fidelidad a la voluntad divina.

R. S. B. dijo...

Pronto, días después de la enigmática Navidad, Ulises cumple un año de estar allí tirado. A veces hojeado, un cuarto leído, y todo un desierto oscuro por investigar. Soy una especie de explorador de lo-ya-conocido-por-otros. Aunque, ¿acaso implica otra operación el leer los dizque clásicos? Y esta certeza vacía, simple porque mediocre, de algún es tranquilizante porque implica que aunque no lea, ello no importará en absoluto. No cambiará un ápice de nada, ni siquiera un incremento en el conocimiento literario que pudiese poseer, porque me seguiré topando con Joyce (o con Faulkner, o Fitzgerald, o cualquiera de los no leídos aún) y podré callarme o hacer como que efectivamente lo conozco.


Con cierta vergüenza también noto que Abadón el exterminador está por sobre la columna de libros sin lugar preciso, porque es ante todo un préstamo. La vergüenza va por el lado de tener que leerlo antes de siquiera pensar en devolverlo. Quizás sea algo contra los argentinos, porque apenas he avanzado con 62 modelo para armar de Cortázar. Pero quizás sea solamente contra los muertos –porque Sabato lo está. Este año han pasado por mis retinas varios libritos de Aira, como si nada, como si fuesen aire entrando y saliendo por mis orejas. Una referencia que me acosa a veces, tal que lo que escribió alguna vez se mostrase como una constante demostración de la falta de cohesión de la realidad, lo único que nos faltaba para (auto)convencernos de las enormes grietas que no hemos rellenado de ella misma. Lo mismo que ocurre con las teorías conspirativas, lo mismo que con la física cuántica y sus actuales derivados: o todo o nada es cierto, y si es todo hay que reformar de una manera tan radical, todo lo que conocemos, que el miedo es mucho mayor que el esfuerzo supuesto. Y en cambio, si no le asignamos posibilidad de certeza a aquellas ideas, nos quedamos igualmente con la sensación de que algo hay tras la cortina. Con mayores ganar lo develaríamos, pero ¿para qué?

De un modo puramente visual, como leyendo, también he acabado con Dexter, la serie de televisión basada en las novelas (2) de Jeff Lindsay. Dos temporadas exitosísimas que han de contener, o eso espero, ambas novelas y ya nada más (como debería haber ocurrido con Lost), ninguna secuela ni precuela del adorable asesino en serie que mataba a aquellos otros delincuentes que quedaban libres por un yerro judicial, policial o lo que fuese. Dexter es un experto en manchas de sangre (sic) trabajando para la policía de Miami. En una de sus últimas columnas, Álvaro Bisama se declara seguidor de la serie, afirmando que Dexter posee una «moral de pop corn». Quizás esto sea cierto, siempre y cuando se acepte que la mismísima moral tiene menos peso que una bolsa de pop corn, o menos consistencia que un algodón de azúcar en la boca –a la vez que seguimos divirtiéndonos con esa comida hueca.

De préstamo anda A la sombra de las muchachas en flor, y la tercera parte del tiempo perdido todavía espera su turno de ser saboreado. ¿Para cuándo? parece preguntar todos los días, estando entremedio de unas obras escogidas de Christie y el diccionario de Aira. La cuestión podría ser puramente formal, es decir, no leerlo para no acabarlo y verme en la necesidad del cuarto volumen que no puedo comprar, por el momento. Otra solución acomodaticia, simplista, pero no por ello menos cierta... Quizás esperar a tener los siete tomos tome demasiado tiempo, y de una buena vez emprenderlas con ése que espera y espera.



¿Tendrán memoria los libros?

Una pregunta incómoda: ¿para qué leer? Preguntando por los objetivos finales de ello. Comemos porque sin alimentos morimos. ¿Para qué leer?



¿Para quién leemos? ¿Para nosotros mismos, en un acto onanista, como si se tratase de escribir? ¿Para que los otros nos vean leyendo, como si los demás nos leyesen toda vez que leemos? En realidad nadie lee por el autor mismo, porque ha de existir la certeza solapada de que se trata de un tipo igual o peor que el lector –no se practica la caridad mientras se lee.



¿Leemos para que nos dejen tranquilos de una buena vez, aunque sea por un momento, por las pocas páginas que recorremos solitariamente? Por suerte la lectura sigue siendo una actividad solipsista (entre comillas enormes, claro), practicada por un único sujeto a la vez. En caso contrario, existirían disputas insufribles, toda la sarta de problemas que rigen las relaciones humanas, y entonces leer se volvería insufrible (algo así como que la actividad se mimetice con quienes la practican, y no al revés).

Habiendo tanta actividad harto más sencilla, y rápida en sus efectos placenteros, ¿para qué leer? ¿Como muestra de la innata idiotez humana hallada en el sacrificio y el esfuerzo? Porque nadie lo hace para pasarlo mal. A excepción de los góticos fanáticos de Houllebecq, subiendo textos a sus blogs por la visita del mentor (sic), del maestro (sic) a Shile.



Mudamos de piel a cada instante. En todo momento está saliendo otro desde nuestro interior, rompiendo las grasas y carnes, pujando por imponerse. La lectura, su labor, no sería más que el apropiamiento de lo que antes perteneció al anterior habitante de este cuerpo. La continuación que quiere solamente destruir, insistiendo en algo que hace realmente mal solamente por el hecho de rebatirlo, de matar al padre siendo como él. Así las cosas, también leemos para que el siguiente engendro que (nos) nazca, sufra aún más.

Suerte de venganza a priori.

A. O. dijo...

Mis momentos más traumáticos en la infancia tienen relación con la locomoción colectiva. Subirme a la micro era el peor suceso del día: mareos, falta de aire, incluso desmayos, que ahora en mi juventud, he podido compensar con la maravillosa experiencia de andar en metro.
Algunos usamos preferentemente el metro para movilizarnos. Una especie de cordón umbilical y esqueleto capital que nos une diariamente a nuestra rutina. Acostumbramos sentarnos cómodamente y mirar el absurdo paisaje: luz-oscuridad, luz-oscuridad como telón de fondo de nuestros más automáticos pensamientos. El Metro, curiosamente, siempre está limpio, ordenado, y la gente suele ser más amable que en la superficie, más protocolar diría yo. Sumémosle a eso esta censura del silencio, que hoy por hoy tiene a todas las pulcras y coloridas estaciones llenas de televisores donde Shakira canta luego de la declaración de último minuto de Lagos Weber, o donde un video clip de The Queen puede verse transmutado por un periodista de apellido agringado que come como bestia en alguna parrillada céntrica siempre “muy recomendable”.
Y si bien el metro no acostumbra protagonizar polémicas, todos sabemos que entre esos pasillos y vagones, ocurre un mundo paralelo, el underground de los topos: donde los animales domésticos de la urbe transitan por las venas de una capital siempre innentendible para los chilenos de regiones, posiblemente por la hiper-señalización o por la dictadura del silencio-topo.
Aventuras juveniles Una vez me lo contaron y era tal como la película de Tom Cruise. Pero honestamente no creo que haya sido la única vez que una pareja utiliza las modernas instalaciones del metro, para cometer sus actos impúdicos. “Y el vagón esta vacío...tenía que hacerla” confiesa N.N. en su testimonio con peluca y voz distorsionada incluida. Todo ocurrió en la estación de metro Las Rejas. Todo el público transeúnte baja del carro antiguo, de esos separados por puertas de carro a otro. Era domingo y aún temprano para los chilenos comunes (11:30am). Sonó el pitido. Se cerraron las puertas. Avanzó el metro. De pronto entre una estación y otra, se detiene el movimiento del metro. Y como la mente fue más rápida que el altavoz “Nos detendremos algunos minutos”, en un rincón, cerca de los asientos, N.N. abre el cierre y se levanta la falda. Todo, concluye en lo que sería una experiencia urbana, lo más placentera y exhibicionista en la vida de un joven. De película.
Balacera Western Esto no le pasó ni a la amiga de un amigo, ni a la Juanita Pérez, sino a esta redactora. Una noche de cine, alguien esperaba por mi en la entrada, y yo -como siempre- estaba justa en la hora. Esta vez, muy desdichadamente, el metro se queda parado. De pronto estallan ruidos: “Disparos”-dice alguien-. Y yo, entre el desconcierto, el surrealismo y mi preocupación por llegar a tiempo, trataba de comprobar que era lo que estaba ocurriendo. Lamentablemente en un país de copuchentos no todos nos enteramos por primera fuente. Así que llegué a mi destino y ahí estaba mi acompañante, le conté el lío y claro la situación es poco creíble. Sin embargo el mismo confirmó el suceso cuando leyó en el diario –justo en la parte de las noticias menos leídas y en un párrafo de 500 caracteres-. Fue la balacera en las oficinas de Chilectra en el Metro Universidad de Chile ocurrido el 24 de octubre del 2006.
Trágame Tierra En su construcción, la línea 4 del Metro, debió sortear las complicaciones propias de estar rodeada por cursos de agua provenientes de napas subterráneas. Por el extremo norte, estaba flanqueada por el Canal San Carlos. En el extremo sur, en tanto, por cursos alternativos del Río Maipo. Costó vencer a la naturaleza. Incluso hubo socavones. Sin embargo, por más impermeabilizante que pudiera aplicarse, por más intentos por canalizar esta agua salvajes, hasta el día de hoy, es frecuente ver la rebeldía de los cursos, manifestada en un balde puesto en la mitad del andén este de la estación Plaza de Puente Alto, recogiendo la gotera que cae del primer nivel subterráneo. Del mismo modo, quien viaje por las estaciones Francisco Bilbao, Príncipe de Gales y Simón Bolívar, verá cómo los azulejos y revestimientos se encuentran humedecidos, corroídos e inclusive con pequeñas colonias de alegres hongos amarillos. ¿Alguien le ha preguntado a los ingenieros del Metro si como consecuencia de un deshielo importante o por culpa de temporales sucesivos, los cimientos de estas estaciones pueden estar en riesgo de colapsar?. Luego tendremos que ver en la tele un Buscando a Nemo sub-urbano.
El boletero me da boleta Esta le ocurrió a la amiga de un amigo. Por varias semanas, un joven boletero llenaba de miradas, sonrisas, cuchuflíes y dulces varios a la muchacha en cuestión; hasta que en un momento la chica escuchó al boletero llamarla por su nombre de pila. El sujeto había memorizado todos sus datos en los dos segundos que dura expuesto el pase escolar frente a la ventanilla. La chica sintió miedo. En los siguientes días, ella continuó recurriendo a sus servicios, hasta que un día, en hora punta, decidió irse a otra ventanilla con menos fila, dejando con ello a un boletero desesperado. Con su boleto en mano, la chica se dirigió hacia el torniquete, cuando justo un guardia de amarillo recibió un grito de atención del boletero. Al tiempo que la chica pasa el molino de acero, el guardia corre hacia ella con algo entre las manos. “Te lo manda él”, dice el hombre de amarillo apuntando hacia la boletería. Ante los ojos de la multitud —y de sus compañeros de universidad, entre ellos mi amigo—, recibe el encargo. Como sabían de las intenciones del boletero, los compañeros de la chica se reventaban de risa. Sin embargo, ella bajó las escaleras avergonzada, rápidamente y sin voltear la mirada mientras descubría el presente. Se trataba de una boleta de recarga Multivía, la cual llevaba escrita una extrañísima declaración de amor. Datos personales de ambos, fechas, acontecimientos e invitaciones se leían en un papel de 5 x 10 centímetros. Toda una proyección de vida proveniente de un pequeño cubo. Por las semanas siguientes, la estación Universidad Católica pasó a estar clausurada por filtraciones y la muchacha debió comenzar su trayecto cuatro cuadras hacia la costa, en la otra estación.
El meón de Baquedano Todos los que viajamos en metro hemos tenido necesidades biológicas que aguantar. Pero cuando somos jóvenes y ebrios tenemos necesidades bio-ilógicas. Esto le ocurrió a una persona que venía del típico carrete vespertino. La chela es considerada por todos, un componente diurético de uso efectivo y casi inmediato. Yo estaba lúcido. Nos íbamos a juntar, con un amigo, en Baquedano para ir a un carrete. Llegó mi amigo “excedido de copas”, con insoportables ganas de orinar, pero ya era demasiado tarde para subir en busca de un baño. “Se puso a mear cerca de las sillas...había poca gente”. Pero como siempre nadie dijo, ni hizo nada. Como suele suceder en el metro.
Una escalera larga y otra bajita y arriba y arriba. Desde que la línea 4 entró en funcionamiento, la afluencia de público transeúnte ha aumentado impresionantemente. Y ahora con el Transantiago el asunto se pondrá peor. Bien lo saben los oficinistas que el día 17 de Enero del presente, sacaron curso de Equilibrista todo gracias a la escalera mecánica de la estación Tobalaba, la estación que hace combinación entre la línea proveniente de puente alto y que los une con el esqueleto rojo de santiago. Cuenta las viejas moreteadas que mientras posaban sus manos sobre la cinta engomada de la escalera, el peldaño comenzó a tiritar. Dos segundos después, la cinta metálica se convertía en un tagadá horizontal donde obreros, oficinistas, viejitas madrugadoras y jóvenes laboriosos debían aferrarse al de adelante o al del lado, tratando de conseguir el equilibrio antes de llegar al piso superior. Como el silencio es ley en nuestra sub-terra, cuando subió ningún avispón de seguridad nada. Las abuelas moreteadas cucharón un par de segundos. Hoy por hoy hasta las escaleras tienen vida propia.
¿De Dónde es él? ¿En que lugar se enamoró de ti? Cuando se conocieron, ella lo pisoteó. De casualidad y por torpeza, pero lo pisoteó. Hicieron el recorrido desde Tobalaba hasta Cal y Canto juntos, incluso en la combinación de los Heroes. Se Bajaron en la Estación Cultural Mapocho y subieron mirando disimuladamente hacia el lado. Ambos doblaron la esquina de Balmaceda y entraron al edificio que da talleres artísticos de tal nombre. Meses después ambos figuraban pololeándo en los vagones de metro, tomados de la mano y languetiándose los mentones en cada túnel. Ella, prima de la redactora, terminó con él en el metro. Pero no dentro del metro, sino que en la boletería. “Era penca terminar con el, justo donde nos habíamos conocido. Así que la hice corta y le dije que me tenía asfixiada. Terminamos en Boletería. Obvio, me fui a mi U sola, un poco triste, pero sola”.
Cementerio Maldito Las abuelas de mi antiguo barrio, para tiempos de Dictadura, solían juntarse en una casa y escuchar la radio o prender la televisión en blanco y negro para ver que cosas “podían ver”. En una de esas reuniones mi abuela escuchó la historia de “qué es lo que había en las fosas” de las estaciones del Metro. En ese entonces la estación Los Heroes no estaba construida, pero si existían los hoyos, que se tapaban frecuentemente con sacos con materiales “desconocidos”. Los encargados de llevarlos y taparlos eran personeros del gobierno de Pinochet, quienes no encontraban nada mejor que tapar las instalaciones de nuestro metro, con nuestros muertos. Posiblemente muchos de los obreros de la muerte guardaron el secreto con los obreros del metro. Pero, lo que si es cierto, es que ya no hay secreto que sorprenda a Santiago.
Si Ud. señor, tata, lolo, y wachperri-lector tiene otra Historia de Metro, cuéntenosla aquí abajo. El Metro de Santiago le agradece su Preferencia. Estamos trabajando por usted. Ding Ding.

margarita alicia dijo...

wajajajajja! es chistosa.... o yo soy muy ñoña.... ambas dos. Lo peor es que el mío está pa la foto igual...unos parlants chorreados de vino; una pantalla llena de polvo, y un memoria que no corre ni a patadas..... todo lo que es cagado, pero sin un peso para comprarme un moderno notvuk.

saludos pal flower! y feliz año nuevo pa todos los chiquillos.

El Marto dijo...

Wenas.
oe le deveria haber tomao una foto a mi pc cuando el ventilador taba tan lleno de polvo q se quedaba pegao!! xD
feliz año nueo cabros!

Simon dijo...

yo hice entrar una tarjeta de red a martillazos

certificado!